miércoles, 29 de agosto de 2012

Cuento número 42 - De camino al cielo


Con el cuento, que a continuación se muestra, damos por finalizada la colección "Cuentos para Ruth y José".
Todos estos cuentos, accesibles desde la web http://cuentos.ruthyjose.com, fueron publicados diariamente en Facebook, por la plataforma "Buscando a Ruth y José" junto con una fotografía de los niños.

Queremos agradecer a tod@s l@s que hayan enviado cuentos durante este tiempo.


El cielo se nublo de nubes negras y la lluvia comenzó a caer. El dolor se instalo en los corazones de un país entero.

            Ana y Marcos caminaban por un sendero lleno de pétalos de flores. Él miraba hacia atrás unas y otra vez. Solo quería ver de nuevo a su mama. Ana dejo de caminar y del bolsillo de su falda saco un pequeño osito blanco de peluche. Se puso delante de su hermano y le dio el juguete.

-          Sí es tu osito preferido, te lo regalo mama.
-          Es cierto. Por eso te lo doy para que siempre este a tu lado y te cuide.
-          Pero hermanita…
-          Es tuyo y solo tuyo.


Tras estas palabras ambos hermanos se fundieron en un abrazo y continuaron caminando. De repente ante ellos aparecieron unos ángeles que caminaban con ellos. Tocaban dulces melodías y los llenaban de luz y de paz.

El camino se termino y ante ellos apareció una puerta abierta y sin pensarlo la atravesaron. Ante sus ojos aparecieron columpios, juguetes, mesas con tartas y caramelos, libros y todos los personajes de sus cuentos infantiles. Aquello era un regalo de Dios.

-          Nosotros cuidaremos de vosotros. – dijo un ángel.
-          Mama nos hecha de menos. – dijo Ana.
-          No te preocupes, podéis cuidarla desde aquí y en la tierra todos están con ella.


Ambos hermanos cuidaban a su madre desde el cielo y a los pequeños que llegaban al cielo.

      Los años pasaron y María sabia que sus hijos siempre estaban a su lado aunque echaba de menos tenerlos cerca. Llego el día en marchaba al cielo. Cuando llego vio a sus pequeños cuidando del resto de los niños.
Cuando vieron a su madre se abrazaron a ella.

-          Mama solo has tardado dos días en llegar. – dijeron los dos a la vez.
-          Han sido veinte años. – dijo ella.
-          Aquí no hay años, solo días. Tus hijos son ángeles desde que llegaron y ahora todos estáis juntos. – dijo un ángel mientras abrazaba a la familia. 

Silvya de la Fuente Salvador

2 comentarios:

Silvya dijo...

Gracias por dejarme participar en este proyecto tan bello y tan precioso para dos ángeles y su mama. gracias

ISABEL CONTRERAS TRICÁS dijo...

Queridísima Ruth Ortíz,
madre de Ruth y José,
Queridísima familia Ortíz,
Tienen toda mi consideración y todo el cariño que pueda hacerles llegar.

Ruth y José siempre estarán en mi recuerdo, serán unos ángeles que ahora velarán por Uds. desde el cielo, pero desde aquí, están y se han quedado en el corazón de todas las personas que hemos estado esperándolos.

Un abrazo, para siempre, Isabel

Publicar un comentario

Web mantenida por Cisco. Esta web, forma parte de la web: www.ruthyjose.com. 2011